Sobre mi

En las montañas donde escuché su Voz nací a la verdadera Vida. Entonces era un alma ignorante del amor de Aquél que se subió al terrible madero. Pero el alma crece a fuerza del amor que irradia el Sol que brilla en lo alto, y ahora el mundo es un gran monasterio donde trata de vivir conforme a la dignidad conferida por su Señor. He aquí el producto de los dones divinos, nacidos en el interior de la celda del alma y enviados al monasterio del mundo. Que por la mano de Dios acierten su tino, que por su Providencia maduren las palabras junto con el espíritu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s