Día

Temprano, sin sol de mañana,

perdido me hallaste, sin camino escogido

en senderos desconocidos,

sobre aguas de turbulentas marejadas,

en las aguas de tus océanos

que exploré sin navío y sin velas blancas.

 

Ya con sol de alba, azur su canvas,

mis palabras calladas pintaste cálido

sobre nubes blancas, lejanas,

antiguas nubes de cielos innominados

que en viento de mar navegan

llevando consigo mis silencios dormidos.

 

En tarde de purpurea brisa,

con las nubes encendidas de amarillo

y la bóveda envinada,

silencioso liberas tus necios tañidos

sobre naves desviadas,

sobre náufragos cautivos de tus caminos.

 

Solo, en la noche de luna

desvanecida, con luceros errabundos,

tranquilo miras desde arriba

al medio hombre que quedó tras el día, herido,

por las saetas de tu boca

fulminado y a la deriva, extraviado.

Ship

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s