Lux Mundi

Tarde te amé, Señor,
tarde te amé,
y amándote abandoné tu sombra,
y amándote abandoné tu casa.

Anduve en el camino que detestas,
en vanidades busqué tu gracia.
Mi alma, ramera de pecados,
sus labios besaron la iniquidad.

Tarde te amé, Señor,
tarde te amé,
y amándote te di la espalda,
y amándote desvié mi mirada.

Mi lengua fue de profeta,
mi lengua cantó de tu gloria;
tus panes ofrecí a las ratas,
tus perlas arrojé a las bestias.

Tarde te amé, Señor,
tarde te amé,
y amándote negué tu nombre,
y negándote te seguí amando.

Cathedral Light IX -  Anja Percival

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s