Noche

Veo en la noche profunda
las luces de mis días gastados
en palabras, voces y susurros,
en llantos, en risas,
en sueños olvidados y sueños revividos,
en tinta escrita y grafito marchito.
La noche me habla de una vida
grabada en la piel de las estrellas,
sus luces las letras, el sonido,
eco distante.
La noche es el diario,
los anales de una vida
no conclusa, los recuerdos
que reptan en la oscuridad
y las campanas que resuenan
en los días de la infancia.
Es mi vida la noche que me canta,
es mi noche la canción que me da vida.
Es el velo que cubrió mis días,
el techo hacia el que miran mis ojos,
donde anidan las aves de mi cabeza.
La noche y sus estrellas, el camino
que sigo sin seguir,
la voluntad que dirige mis senderos.
Es el vientre en el que nutro
el cuerpo de mi alma,
la seguridad de la madre
que arropa mis temores.
Nado entre sus aguas,
vuelo junto a sus luciérnagas,
aguardo su tiempo eterno.
Eres noche que no pasa,
que abriga y acuna
en las horas de mis días.
Eres principio y final,
la última nota, el acorde que condena.
Parca, Moira, Caronte,
me guías a tus cuevas;
Hades, Hellheim, Xibalbá,
me encierras en tu útero.
Eres tierra que haré fértil
y corrupción para mis miembros,
eres piedra y eres lápida,
epitafio y última voluntad.
Eres futuro como eres pasado,
y ahora me cantas de mi nacimiento
y me susurras de mi muerte,
pero ignoras el arpegio
que mis manos entretejen.
Eres sepulcro como eres vientre,
mi vida como serás mi muerte.
Eres noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s