No conozco tu rostro;

tu voz es agua entre los dedos.

Tu mano en mi corazón es un momento,

y mi corazón está yerto y en silencio

Detrás de mi vinieron tus pasos,

pero encontré noche que ahoga..

Mi boca tocó tu carne,

tremulante;

mi lengua bebió tu sangre,

sedienta.

Pero tu rostro no lo conozco

ni tu voz escucho en la noche,

y tus pasos avanzan en la arena,

mas tu sangre la sentí en mis labios.

sacred-heart

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s