Oración

El hombre es un ser sumamente interesante: es capaz de un gran bien a la vez de un terrible mal. Perpetuamente libra una batalla en contra de si mismo, de su egoísmo y su naturaleza espiritual que le clama por algo mas, por la trascendencia. La oración es la herramienta que tenemos para poder librar esta lucha, y así evitar caer en las garras del pecado.

La oración no se limita a una mera recitación de fórmulas (si bien, tiene sus propios beneficios), si no la vivencia de las palabras que brotan desde el alma. Es hacerse uno con el pensamiento, y que de este broten frutos para el mundo. La oración no es estéril, por obligación tiene que dar frutos, y los frutos no son solo para uno, si no para quien los necesite.

Al igual que un árbol, la oración necesita de constancia, de cuidado y dedicación. No es una semilla salvaje, si no un don que fructifica según el empeño que se le dé en cuidarla. Todo empieza desde las pequeñas cosas, desde los pequeños hábitos. La práctica hace al maestro, después de todo.

Nosotros católicos no podemos quedarnos de brazos cruzados esperando a que Dios nos meta en las mas profundas moradas de su castillo, si no que hemos de salir al encuentro de Aquel que ya esta esperándonos. Si no tenemos este respuesta a Su iniciativa, entonces no tendremos nada.

Y al igual que la planta, no es suficiente el primer acercamiento, las primeras gotas de aguas; es necesaria la constancias, y la constancia cuesta y agota. Si queremos ser santos, hemos de rompernos la espalda en el trabajo de la vida interior, en el cultivo de esa frágil planta que estamos cultivando. Y si no somos constantes, comprobaremos que es mas difícil revivir un gajo marchito a germinar una semilla.

Aprendamos desde jóvenes, enseñemos a los pequeños el gran valor de la oración, su necesidad y sus beneficios, pero por sobre todo, entreguemos a ellos  ese sentido de encuentro personal con Cristo. Será un faro de esperanza y vida el resto de sus y nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s